Se puede vivir sin móvil hasta los 16 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ver hoy en día a un adolescente sin un teléfono móvil es una misión imposible. Cada vez es más frecuente ver incluso a niños con un móvil en la mano. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 25% de los niños españoles de 10 años tienen uno.

Nadie niega que un smartphone pueda tener sus beneficios si se usa como herramienta de sociabilización y sin caer en el aislamiento social en caso de un uso abusivo. El problema es que los jóvenes que empiezan a usar el teléfono a una edad más temprana, desarrollan una dependencia hacia el dispositivo mayor y las posibilidades de sufrir de estrés aumentan si no pueden usarlo.

Los 4 puntos a tener en cuenta antes de comprar un móvil a tu hij@

Antes de comprar un teléfono móvil a tu hijo o hija es importante hacerse cuatro preguntas para saber si realmente tanto el niño como la familia están preparados para dar ese paso. Los puntos son los siguientes:

  1. ¿Estáis preparados para supervisar el uso que vuestros hijos hacen del teléfono?
  2. ¿Habéis dedicado tiempo a enseñarles a utilizar la tecnología correctamente?
  3. ¿Somos conscientes de la deshumanización que provoca Internet? Estar detrás de una pantalla genera una sensación de anonimato que puede derivar en un comportamiento inadecuado.
  4. ¿Si comete un error, sabrá pedir ayuda?

Un consejo que da Desconect@ y Marc Masip es firmar un contrato que puede incluir recompensas y castigos. No hay que tenerle miedo a poner límites ya que hay mucho juego como son la salud mental y la felicidad de vuestros hijos. 

En Desconect@ tenemos muy claro que un adolescente no necesita en absoluto un smartphone. Se trata de que vean que pueden vivir sin él, haciendo deporte, quedando con amigos,etc. Hasta los 16 años es totalmente viable vivir sin un móvil.