¿Es aconsejable que los niños pasen más tiempo delante de las pantallas en verano?

Marc Masip nos brinda en Qustodio (aplicación de control parental a internet) con una serie de recomendaciones sobre el uso de las pantallas en verano que nos permitirán encontrar el equilibrio adecuado y disfrutar de la libertad de las vacaciones sin caer en adicciones digitales ni recurrir en la tecnología para combatir el aburrimiento veraniego:

  • No permitas que tus hijos pasen más tiempo delante de la pantalla en verano. El hecho de que los niños dispongan de más tiempo libre no significa que deban pasarlo delante de la pantalla. Es una espiral que termina creando malos hábitos que cuesta cambiar cuando se acaba el verano.
  • No utilices la tecnología como herramienta de negociación. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero resiste la tentación de utilizar las pantallas como castigo o recompensa. Esta estrategia puede convertirse fácilmente en un chantaje y no es la forma adecuada de educar a tus hijos. Sacar buenas notas, ser buenos en un deporte o ayudar con las tareas domésticas les permite desarrollar su personalidad y no debería condicionar el tiempo que pasan delante de la pantalla.
  • No te des por vencido. Normalmente, los padres nos rendimos por dos razones: porque creemos que dando a nuestros hijos lo que quieren les estamos ayudando, o porque acabamos cediendo ante su insistencia. Los niños son expertos en el arte de conseguir lo que quieren. Establece reglas y asegúrate de que se cumplen durante todo el año. Es algo absolutamente esencial y la verdadera regla de oro de los padres en lo que al uso de las pantallas se refiere. Ten en cuenta que establecer reglas no significa que nuestros hijos no puedan usar la tecnología. Si la prohibimos, solo conseguiremos que terminen rebelándose.
  • ¡Anímales a realizar actividades al aire libre! Me niego a creer que los niños prefieran estar solos delante de una pantalla en vez de pasar tiempo con sus amigos. Es muy importante que les animemos a hacerlo. Debemos sugerirles actividades, insistir, estar ahí cuando nos necesiten y pasar tiempo con ellos. Lamentablemente, hay niños que ni siquiera tienen la oportunidad de ir a la playa y quedar con sus amigos o relacionarse cara a cara con otros niños. Como explica este artículo del New York Times, pasar tiempo al aire libre y socializar con otras personas ha acabado convirtiéndose en una especie de lujo. Sea cual sea tu nivel de ingresos, haz todo lo posible para evitar que tus hijos se pasen las vacaciones encerrados en casa.

Entra aquí para ver el artículo entero!

 

Publicado en Desconecta.